martes, 6 de julio de 2010

Decisiones

A veces caigo
enredada en los escombros
de la risa.
Cara o ceca
pregunta el destino sin rostro;
me toma por el lomo
y me gira.
Y gira la historia de mi vida
emparedada entre dos instantes:
Ayer, mañana
Ayer, mañana
Ayer, mañana
y aunque mareada
me incorporo,
me sostengo entre el compás de espera,
y dando un puñetazo
le grito:
¡ Cara! ¡¡ Me quedo con la vida!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario